6 Abril 2021 - 12:00pm
Sociales

Gradisco, marroquinería ecuestre con arte

La marca venezolana destaca por sus diseños innovadores y su apasionante arte relacionado con los purasangres. Sus colores vibrantes y sus acabados elaborados lo hacen único en la industria de la moda venezolana

Gradisco es una firma de artículos de cuero para damas y caballeros que propone un concepto diferente en el mercado venezolano. Juan Francisco Alvarado y Erwin Jaimes son los creadores de cada uno de los diseños, quienes están relacionados desde hace dieciséis años al deporte ecuestre.

Su primera colección se llama “Maiden”, y significa debutante. A principios del año 2020, Gradisco participó en uno de los encuentros organizados por la socialité, Titina Penzini. Ese día recibieron muchos elogios de expertos por sus finos acabados y su estilo único y minucioso. Aunque fue su primera presentación en público, tenían ya tres años trabajando en el concepto y detalles de cada una de las piezas. Empezó la cuarentena, y como todas las marcas, tomaron una pausa, solo para el público, porque como firma, continuaron su trabajo a puerta cerrada, hasta que deciden volver este 2021, que resulta esperanzador para todos, y ¿por qué no?, llenar de estilo y de color con buena moda.

“Dar a conocer a Gradisco como una marca que viene con un concepto innovador, con un lenguaje propio y que no busca imitar a nadie. La firma tiene una personalidad definida”, comenta Juan Francisco.

Esta muestra la componen cinco modelos. Sus nombres son de yeguas triplecoronadas: Bambera, Blondy, Gelinotte, Lady And Me y The House, este último nombre evoca la fachada de caballeriza de los haras (lugar donde se crían los purasangres de carreras).

Los creadores de Gradisco en esta colección utilizaron cuatro tonos de azul que se complementaron con el verde y el morado en los tonos fríos; el amarillo, naranja, rojo cerezo, en los cálidos. También una paleta de colores como el marrón, crema y negro. En cuanto a su materia prima, trabajan con piel vacuna, de origen nacional y/o europeo, y los herrajes son de calidad, elaborados en bronce o níquel, importados en su totalidad.

“Todos los procesos que conllevan crear una pieza Gradisco, tienen nuestra total atención en cuidar cada detalle. Desde la idea principal del boceto y su funcionalidad, hasta pensar en el momento en que llegan a las manos de los clientes”, dice Erwin Jaimes.

La firma sigue creando piezas exclusivas que se adaptan a la perfección a todos los estilos. Los pueden encontrar en Instagram como @gradisco allí pueden hacer sus pedidos, y muy pronto estrenan página web.

Conozcan más a Gradisco

Juan Francisco Alvarado y Erwin Jaimes son los creadores de la firma. Todo comenzó hace dieciséis años con su empresa Iceberg Graphics, con la que brindan los servicios profesionales de diseño gráfico, fotografía, desarrollo tecnológico (website) y soporte a empresas de cría de los purasangre de carreras en Venezuela, Argentina y Estados Unidos, además se han destacado en otros temas, como el trabajo que realizaron en foto fija en la película "La Noche de Las Dos Lunas", de Miguel Ferrari y “Luisa” de Juan Carlos Wessolossky.

El nombre de la marca, es el homenaje al primer Triplecoronado en 1960 de la hípica venezolana. Tenían tiempo trabajando en hacer realidad este proyecto, plasmar su pasión por los caballos y compartirlo en la industria de la moda. En 2017 dieron rienda suelta a su creatividad y comenzaron este trayecto, que tres años después lo presentan en un desfile cápsula en Caracas y que por la pandemia, tuvieron que hacer una pausa, para ahora volver con más energía y con propuestas únicas.

“Gradisco es y queremos que sea: Una marca que representa nuestra esencia y autenticidad desde las geometrías, las formas y las siluetas, que guardan relación con todo lo que tenga que ver con el mundo ecuestre y del que podamos ofrecer piezas creadas con mucha pasión, dedicación y esfuerzo, pero que a su vez nos retroalimenta las ganas de seguir creando para nuestros clientes”, es la filosofía de Juan Francisco Y Erwin.

 

Información cortesía: Vanessa Alves