10 Diciembre 2018 - 10:45pm
Sociales

Estudiantes de la Universidad Monteávila realizaron el servicio comunitario con el programa de Bienestar de Empresas Polar

En la actividad estuvo presente Lorenzo Mendoza, Presidente Ejecutivo de Empresas Polar, para reconocer y felicitar al grupo de estudiantes

A través de una alianza establecida entre el programa de Bienestar de Empresas Polar y la Universidad Monteávila, 25 estudiantes presentaron sus proyectos de servicio comunitario, en un evento de reconocimiento celebrado en las instalaciones del Centro Empresarial Polar.

En la actividad estuvo presente Lorenzo Mendoza, Presidente Ejecutivo de Empresas Polar, para reconocer y felicitar al grupo de estudiantes: “Cada uno de nosotros es importante y todos somos útiles cuando se trata de aportar al país, y esto lo han demostrado ustedes con las iniciativas que han desarrollado. Nos sentimos honrados y orgullosos de que formen parte de este programa que lo que busca es promover una cultura de consumo responsable de alcohol y el bienestar”.

“Quiero reconocerlos porque ustedes han dejado una huella en cada persona que beneficiaron a través de sus proyectos de servicio comunitario. Se involucraron e hicieron las cosas por convicción y por las razones correctas. Con esto se pone en evidencia la capacidad que tiene cada quien en su ámbito de acción e influencia para aportar al bienestar de otros”, señaló Rita Principe gerente corporativo de Consumo Sustentable de Empresas Polar.

Este grupo de estudiantes conformó la primera cohorte de egresados de esta alianza creada con el objetivo de influir como factores de protección en diversas comunidades, promover mensajes de disfrute responsable de alcohol, y el no consumo por parte de menores de edad; además de  contribuir a su excelencia y experiencia profesional.  

“Los jóvenes son una audiencia clave para nuestro programa, ya que logramos tener impacto en ellos como beneficiarios directos y en su entorno, debido a la influencia que pueden ejercer en las comunidades con el servicio comunitario universitario. Ellos son beneficiarios pero también son referente para poblaciones de menor edad y pueden impactar positivamente en sus pares, en los adolescentes e incluso adultos”, resaltó Principe.  

En el acto de reconocimiento los estudiantes presentaron sus proyectos los cuales obtuvieron retroalimentación por un panel invitado. Posteriormente se ofrecieron conferencias de la mano de Bobby Coimbra, presidente de la agencia Soho Square, quien expuso su ponencia Pedir bien, es saber pedir, para conectar con el rol de los publicistas en generar comunicaciones con propósito.

Igualmente Daniela Egui, gerente de Desarrollo comunitario de Fundación Empresas Polar, expuso Transformando mi metro cuadrado, para mostrar una mirada sobre cómo dimensionar la pobreza más allá de lo material, y el aporte que cada persona puede hacer para transformar esa realidad.

“Poder trabajar de la mano con Empresas Polar fue una experiencia inolvidable, es un gran ejemplo que una de las empresas más grandes, productora de bebidas alcohólicas, tenga la responsabilidad de generar espacios para discutir y promover el disfrute responsable del alcohol. Mi proyecto fue dictar charlas para alumnos de tercero, cuarto y quinto año de bachillerato del colegio San Agustín del Paraíso en Caracas.  Los resultados obtenidos fueron sorprendentes, los chicos se sintieron en confianza para contar anécdotas personales y tomar conciencia sobre el tema”, expresó Giovanni Medina, estudiante de la Universidad Monteávila.

En la actividad también participaron estudiantes que este año académico tendrán su servicio comunitario con el programa de Bienestar de Empresas Polar, específicamente de la Universidad Monteávila, la Universidad Católica Andrés Bello y la Universidad Metropolitana.

El evento finalizó con un reconocimiento a la coordinación de Servicio comunitario de la Universidad Monteávila, para celebrar los logros alcanzados por este grupo de estudiantes.