24 Enero 2018 - 12:30pm
Artes

Venezolanos editan libro de recuerdos de los años 90

Me acuerdo es el título del proyecto transmedia del escritor Carlos Ávila y el artista plástico Saúl Rivas, quienes desde Argentina invitan a construir un relato común entretejiendo memorias particulares y cotidianas

En diciembre arribaron a Caracas los primeros ejemplares que irían directo a los anaqueles de Lugar Común ubicada en Altamira, única librería que por los momentos ofrece en Caracas la obra concebida y editada de manera artesanal en Buenos Aires, Argentina.

El resto del tiraje quedó en la capital porteña. Desde allí es comercializado y distribuido a cualquier ciudad del mundo a través de Internet, cuando solicitan los ejemplares al correo electrónico [email protected] o al buzón privado de la página en Facebook denominada Me Acuerdo 90s. También está disponible en la librería de la Fundación Proa en La Boca, zona turística bonaerense por excelencia.

Los venezolanos Carlos Ávila (Caracas, 1980) y Saúl Rivas (Caracas, 1981) son los creadores de Me acuerdo. La amistad, la inmigración y el impulso creativo que comparten los llevó a desarrollar este proyecto literario y visual, inspirados en los libros I remember (1970) del artista Joe Brainard y Je me souviens (1978) del escritor francés Georges Perec.

La obra está compuesta fundamentalmente por los textos de Ávila y los collages de Rivas, pero tiene su correlato en las plataformas de Facebook e Instagram, con videos testimoniales, textos e imágenes documentales sobre hechos ocurridos en Venezuela y el mundo entre 1989 y 1999, que hayan permanecido en la memoria individual o colectiva.

¿Para qué acordarse?

En el texto de presentación del libro, los autores declaran que su propósito es “poner en pie un momento particular de la historia venezolana: los años 90. Por eso abrimos un arco en los sucesos del Caracazo (1989) y lo extendimos hasta la toma de posesión del presidente Hugo Chávez (1999). Elegimos estas inflexiones puesto que nos significan, cada una en su momento, el fundamento y la concepción de una progresiva toma de conciencia. Asimismo, nos propusimos revisitar esta época lo más críticamente posible, es decir, excediendo la mera nostalgia, más bien escudriñando entre lo que nos hace reincidir como pueblo en ciertos empeños y equivocaciones”.

Todos los collages fueron realizados con objetos de la década del 90: periódicos, tarjetas y libretas bancarias, entre otros vestigios de la época que guardaba una tía de Carlos Ávila como parte de su osario de recuerdos familiar. Se trata de piezas únicas que también son comercializadas vía electrónica.

“Elegimos el collage como el formato idóneo para acompañar los textos ya que creemos que los atributos y singularidades de esta técnica de algún modo acercan su conformación y dimensiones a dicho signo multiforme, fragmentario, aleatorio, acumulativo, profuso, discontinuo, caótico e insólito que poseen los recuerdos”, explican.

Cuando el libro llegue a las manos de algún lector entusiasta, éste descubrirá que entre sus páginas hay un obsequio, se trata de pequeños objetos originales de la época como tarjetas de débito o libretas de ahorros, entre otros.

Ojea al libro

Carlos Ávila

Textos

 @carlojavila/ [email protected]

Carlos Ávila (Caracas, 1980) es Licenciado en Letras de la Universidad Central de Venezuela y Magíster en Literaturas Española y Latinoamericana de la Universidad de Buenos Aires. Ha publicado los libros de cuentos Desde el caleidoscopio de Dios (Equinoccio, 2007) y Mujeres recién bañadas (Mondadori, 2009). Fue merecedor de la XX Bienal José Antonio Ramos Sucre (2015), en la mención Narrativa, con el libro de relatos El giro animal, que permanece inédito. Actualmente reside en la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Saúl Rivas (Burócrata)

Collages

@burocrata / [email protected]

Saúl Rivas (Caracas, 1981) es Licenciado en Artes Plásticas del Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón. Cursó la Maestría en Artes Electrónicas de la Universidad Nacional Tres de Febrero, en Buenos Aires, Argentina. Es un coleccionista de imágenes y objetos históricos, los interviene, los clasifica y los repite a través de lenguajes como el dibujo, el collage, el grabado, la instalación y el video. Su exploración artística pretende traducir su propia formación del recuerdo.

 

Página de Facebook

Perfil en Instagram